Etiqueta: juegos de mesa

28 enero, 2021 / / Reseñas

Mariposas es un juego agradable, adecuado para familias o iniciados con una temática original. Muy bonito, con mecánicas sencillas, para todos lo públicos. Eso si adolece de profundidad, con una rejugabilidad escasa y un exceso de azar, que lo hace poco recomendable para jugones.

18 enero, 2021 / / Reseñas

Cerveceros es un juego de cartas para partidas rápidas que puede servir de entremés o postre en veladas con grandes euros de por medio. Combos rápidos y directos sin mucha complicación. No es un juego imprescindible ni mucho menos pero tampoco molesta en una ludoteca amplia. Juego ideal para llevar de viaje una pareja.

15 enero, 2021 / / Artículos
8 enero, 2021 / / Partidas
30 diciembre, 2020 / / Reseñas

Babylonia es un fiel hijo de Knizia con su virtudes y sus defectos. Juego con reglas y mecánicas simples, con interacción constante. Las decisiones comienza desde muy pronto en la partida. Mejora con el poso de la partidas

17 diciembre, 2020 / / Reseñas

Polynesia es un juego con cuatro reglas, que ofrece mucha más profundidad de la que se aprecia en un principio y escala bastante bien a pesar de las premisas iniciales. Además a todo ello hay que sumarle un aspecto gráfico soberbio. Es producto con unos acabados a los que nos tiene acostumbrado Ludonova pero con una profundidad de juego superior a sus títulos anteriores. Un juego muy redondo

3 diciembre, 2020 / / Partidas
6 noviembre, 2020 / / Partidas
26 octubre, 2020 / / Reseñas

Modern Art es un juego clásico, el referente en cuanto a los juegos de subastas. Un juego imprescindible para todo nuevo jugador que acerque a este mundillo. Un juego que aparentemente es muy simple, y la verdad es que lo es, pero lleno de matices y con decisiones constantes. Para redondearlo todo ahora disponemos de una edición que hace justicia al gran juego que es. Sin duda un juegazo.

8 octubre, 2020 / / Reseñas

Las Expediciones Ming es un juego sencillo para 1 o 2 jugadores que dura 30 minutos pero te otorga las suficientes decisiones para ser interesante y querer volver a jugarlo. Jugar con cada bando ofrece sensaciones diferentes y las asimetrías son palpables. Los jugadores se someten a una presión constante y en cada turno quieren realizar muchas acciones a la vez. En definitiva un juego bien resuelto para dos jugadores.